logo paquebote
1 libro encontrado buscando clave: PAQ90835529

www.paquebote.com > ¡Adiós, Cordera! y otros cuentos

¡Adiós, Cordera! y otros cuentos

Editorial: Espasa Calpe   Año:    Páginas: 158
Formato: Rústica, 18 x 11,5 cm.
Precio: 5,00
antiguo
Lo lamentamos, pero este libro no está ya disponible.

• Estado: Aceptable, con la sobrecubierta fatigada.
Tercera edición (Madrid, 1966). Colección Austral, nº 444.

Nace el gran escritor en Zamora el 25 de abril de 1852, debiéndose tal hecho a que su padre era eventualmente gobernador civil de aquella provincia. Devuelto a Oviedo en seguida, allí aprende a hablar y escribir, y allí hace la carrera de Derecho, yendo a Madrid para doctorarse el año 1870. Fecundo en cuentos y artículos de critica literaria que publica en diarios y revistas, no pierde de vista su carrera y pronto consigue por oposición una cátedra que explica en varias Universidades hasta lograr el traslado a la de Oviedo. Allí entre cuentos y criticas publica su gran novela La Regenta, en que vive su ciudad brumosa unas veces y otras de un puro verde reluciente, pero siempre sensible, recóndita y dotada de un realismo vivaz que malos críticos confundieron en el trasunto literario de Clarín con el naturalismo francés.
Escondido en su hogar de profesor y literato, estudia el
pensamiento que enciende sus faros en todas las costas de Europa y trata como confidente y psicólogo los casos que le traen a consulta, como a un doctor, los personajes de sus cuentos y novelas. De vez en cuando va a Madrid para ver a sus antiguos amigos, pero no puede ser académico porque no quiere salir de su vetusta, famosa y querida ciudad -donde espera que le encuentre la muerte—, y para ser académico
de número hay que residir en Madrid. Polemista de primer orden, combate con Fray Candil, con Bonafoux, con la Pardo Bazán y llegan a temerle los que lanzan un nuevo libro. Su fondo amante de los paisajes y los seres triunfaba en su inspiración, pues en su vivir provinciano cuidaba sobre todo el valorizar su alma.
Por eso no dejó tampoco de mirar al cielo, y en sus últimas conferencias del Ateneo —1901—, en víspera de su muerte, aboga por una restauración neocristiana "anhelando oxigenar de Dios su alma", deseo que se cumple muy pronto, pues el día 13 de junio de ese mismo año muere en Oviedo.
En este tomo, que con el título del mejor de sus cuentos ¡Adiós, Cordera! lanza al público la colección Austral, está entero el espíritu saudoso, nostálgico y "algo triste", del
Clarín maestro en el ver, en el oír y en el escribir



[1-1]  

Si no ha encontrado el libro que busca, pinche en nuestro servicio de Pedido Directo y pídanoslo.

Volver a Página Principal

Otras novedades


© Paquebote 1998-2021 Todas las secciones | Ayuda | Aviso Legal