logo paquebote
438 libros encontrados buscando Materia: Libros en torno al mar

Orden: · Ver: · Tipo:
ISBN:

9788490655665

Benito Cereno

Editorial: Alba   Fecha de publicación:    Páginas: 128
Formato: 21 x 14 cm.
Precio: 17,50
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

Fondeado en el puerto de Santa María, una pequeña isla frente a la costa de Chile, el capitán Amasa Delano, al mando del buque mercante estadounidense Bachelor’s Delight, divisa un barco que parece estar en apuros. Al acercarse, ve que se trata de un mercante español, el Santo Domingo, «dedicado al transporte de negros», y comprueba que, en efecto, ha pasado muchas calamidades: después de una serie de tormentas al pasar el cabo de Hornos, ha estado a punto de naufragar, el escorbuto y la fiebre han acabado con un gran número de oficiales, y apenas tiene comida y agua. Así se lo cuenta el capitán, don Benito Cereno, pálido, enfermo y con ciertos indicios de «trastorno mental». Hay, sin embargo, otros indicios de que la situación es aún más anómala de lo que parece.


ISBN:

9788491991069

El mar que nos rodea

Editorial: Crítica   Fecha de publicación:    Páginas: 304
Formato: 23 x 15,5 cm.
Precio: 19,89
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

Clásico indiscutido de la Ecología, que nos recuerda la imperiosa necesidad de preservar la naturaleza y la vida en todas sus formas. Carson no solo se remonta al origen de la vida, ligada al agua, sino que propone un recorrido fascinante por todos los aspectos de la ciencia marina en un cautivador estudio acerca del proceso de formación de los océanos, a la vez que un alegato en favor de su conservación.


ISBN:

9788434430303

El orbe a sus pies «Magallanes y Elcano: cuando la cosmografía española midió el mundo»

Editorial: Ariel   Fecha de publicación:    Páginas: 240
Formato: 23 x 14,5 cm.
Precio: 19,89
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

A Magallanes se debe el logro de hallar el «paso» estrecho que une el Atlántico y el Pacífico, con lo que sorteó el muro que el continente americano representaba para la navegación. Pero quien realmente dio la vuelta a la Tierra y convirtió en una experiencia lo que hasta entonces no era más que un concepto matemático fue el español Juan Sebastián Elcano, al surcar el océano Índico y bordear por el Atlántico el continente africano sin hacer escalas. La esfericidad del orbe terrestre, cuya circunferencia había sido medida con sorprendente precisión por Eratóstenes en el siglo iii a.C., se vio por primera vez recorrida por los pies de un hombre.

Dieciocho siglos separan el concepto cosmográfico de la esfericidad del globo de la experiencia circunnavegatoria, que fue posible gracias a una serie de condiciones geoestratégicas, tecnológicas, doctrinales e institucionales, de las que se ocupa este extraordinario libro. Se trata, en palabras del cosmógrafo Pedro de Medina, de conocer «esta sutileza tan grande que es que un hombre con un compás y unas rayas señaladas en una carta sepa rodear el mundo».

Sin lugar a dudas, la «revolución» de Magallanes y Elcano conmovió al orbe entero al desmoronar a su paso, y de forma definitiva, la antigua concepción de la cosmografía terrestre.


ISBN:

978-84-663-4725-9

Confines «Navegando aguas árticas y antárticas»

Editorial: Debols!llo   Fecha de publicación:    Páginas: 384
Precio: 12,94
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

Tras el éxito de En mares salvajes, Javier Reverte vuelve al frío con su pluma cálida y cargada de humor.

¿Adónde ir cuándo se ha pateado tanto mundo como Javier Reverte?

Como él mismo dice, el planeta se hace mucho más grande conforme vas conociéndolo mejor y siempre hay nuevos paisajes que se abren al sueño y a la vocación de conocer. Por eso ha escogido como destino en esta ocasión los extremos boreal y austral del globo: dos navegaciones por los mares árticos y antárticos, realizadas con pocos meses de diferencia, que constituyen la entraña de este nuevo libro viajero.

Una primavera polar transcurre a bordo de un barco de investigación noruego, se adentra en las islas árticas de Svalbard y continúa hacia el norte, en latitudes ya muy próximas al Polo Norte. En su relato, no solo nos habla de las peripecias de la navegación, sino de las exploraciones en busca del extremo septentrional del planeta, de los efectos del cambio climático, del calentamiento global y de las amenazas que penden, por causa de todo ello, sobre la humanidad.

Octubre en el Cabo de Hornos recorre los canales, islas, estrechos, penínsulas, cordilleras y mares recoletos de Tierra de Fuego, y llega a la isla del Cabo de Hornos. Nos habla de los viajes de Magallanes, Raleigh, Fitz-Roy, Darwin y otros exploradores, y de Ushuaia, la ciudad del fin del mundo, y de su famoso penal. «Para mí, el hecho de viajar es lo que importa, y el cómo se lleve a cabo el viaje no me parece lo sustancial. La cuestión es moverse, irse, largarse del propio terruño con los sentidos abiertos, expuesto a dejarse cautivar por todo cuanto hay de novedoso en los caminos del mundo, lo mismo si son sendas de tierra que si han sido trazados, invisibles, sobre el agua o sobre el viento. En grupo o en solitario, en avión o en autocar, de día o de noche, por unas cuantas jornadas o por una larga temporada, rumbo al sur o rumbo al norte, hacia el este o el oeste, pernoctando en hoteles de lujo o en cabañas mugrientas... lo esencial es moverse, ya digo, "con el camino bajo los pies y el cielo sobre la cabeza", como pedía Stevenson. Solo así aprendemos a mirarnos en los espejos del mundo.»
Javier Reverte La crítica ha dicho sobre Confines...
«Javier Reverte, que es un discípulo de Ulises y un heredero de Heródoto, ha viajado a los confines del planeta: a los polos, una tierra de hielo, nieve y soledad.»
La Razón «Confines es un gran libro que destila pasión viajera. Una obra que fascinará desde sus primeras páginas a los apasionados de la aventura y la exploración, los enamorados de los mapas y los amantes de la buena literatura.»
Viajar «Hasta hace no mucho, era costumbre entre los marineros otorgar a aquellos que habían doblado el cabo de Hornos el derecho a sentarse con un pie en la mesa. Con su nuevo libro, Confines, Javier Reverte se ha ganado el derecho a sentarse como le plazca, mientras sus lectores disfrutan de su precioso viaje por los extremos del mundo.»
Viajar


ISBN:

978-84-17466-54-1

La pesca pirata. «Un estudio jurídico desde la perspectiva del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social.»

Editorial: Atelier Libros S.A.   Fecha de publicación:    Páginas: 220
Formato: Rústica
Precio: 25,00
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 7/14 días


ISBN:

978-84-17466-48-0

The European ports regulation and its impact on the sector.

Editorial: Atelier Libros S.A.   Fecha de publicación:    Páginas: 200
Formato: 20 x 13 cm.
Precio: 20,00
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 7/14 días


ISBN:

978-84-15255-58-1

Navegantes olvidados por el Pacífico norte

Editorial: Fundación José Antonio de Castro   Fecha de publicación:    Páginas: 448
Formato: Tapa dura, 22 x 14 cm.
Precio: 48,00
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

• Edición de Juan Gil (de la RAE).
• Páginas: Introducción: CXXXIV Texto: 414 pp
• Título completo: Navegantes olvidados por el Pacífico norte (Miguel López de Legazpi, fray Andrés de Urdaneta, Juan Pablo de Carrión, Alonso de Arellano…)

Legazpi, Urdaneta, Arellano… nombres desconocidos para la gran mayoría que, sin embargo, contribuyeron a ensanchar los horizontes de una corona de Castilla que, a comienzos del XVI, se aventuraba a explorar nuevas rutas que le abrieran camino hacia el lejano Oriente, la codiciada Especiería. Primero con Magallanes costeando el continente americano y posteriormente desde los puertos de la Nueva España que daban al Pacífico.
Pocos autores como el académico Juan Gil conocen la historia de estas navegaciones españolas en el Pacífico norte, y así lo revela en el apasionante ensayo que abre este volumen. Una ruta comercial que, desde Acapulco a Manila, nos muestra cómo se allana el camino hacia las Filipinas gracias al descubrimiento del complejo tornaviaje de regreso hasta las costas mexicanas.
“La expansión española propiamente dicha no empezó sino una vez terminada la Reconquista en 1492”. De hecho, existía una notable despreocupación de la corona castellana (más centrada en los asuntos del Mediterráneo) por la expansión hacia el sur de África que se traduce en la cesión a los portugueses de los territorios atlánticos más al sur de las Canarias.
Sin embargo, a finales del XV ambas potencias ibéricas compiten por alcanzar la India, unos costeando África y los otros por Occidente tras la expedición de Colón. Por el tratado de Tordesillas (1494) un meridiano al oeste de las Azores dividía el mundo en dos zonas de influencia y esa vía marítima hacia Oriente todavía se hacía de rogar para los españoles, que buscaban en Centroamérica un estrecho que diera paso hacia un nuevo océano (el Pacífico), presentido por el propio Colón. Habría que esperar hasta que en 1503 Núñez de Balboa avistara por primera vez el Pacífico, al que llamará la “mar del Sur” tras cruzar el itsmo panameño.
Gracias a los relatos de los viajeros italianos y portugueses, Europa tenía notica de la existencia del sureste asiático donde se encontraban las islas de las Especias y, mientras que el rey de Portugal defendía aquellas tierras como propias por haber llegado primero, la corona de Castilla reclamó la jurisdicción de las Molucas al considerar que quedaban más cerca de América. Con esta misma política ultramarina siguió Carlos I cuando encargó a Fernando de Magallanes, portugués exiliado en Castilla, que retomara el proyecto de llegar a la Especiería bordeando el continente americano. El 21 de octubre de 1520 Magallanes descubrió el estrecho que perpetúa su nombre, pero unos meses después falleció en Mactan por una imprudencia. Una de las naves puso rumbo a la Nueva España en un tornaviaje incierto que tendría que regresar finalmente a Tidori por las tormentas y las numerosas muertes de la tripulación. Sin embargo, la nao Victoria volvió a España capitaneada por Juan Sebastián Elcano, bordeando el cabo de Buena Esperanza aunque ello significara surcar mares prohibidos en Tordesillas. El 6 de septiembre de 1522 arribaría a Sanlúcar de Barrameda “habiendo culminado la mayor hazaña náutica de la historia”.
El comercio con las Islas de la Especiería impulsó nuevos viajes como el de García de Loaýsa en 1527 (siguiendo el mismo derrotero que Magallanes), pero había que investigar una nueva ruta hacia el Maluco por el noroeste. La dificultad del tornaviaje desde Manila a Acapulco, radicaba en que las corrientes y los monzones hacían el regreso a la Nueva España prácticamente inviable. Tras varios intentos frustrados, Felipe II decide retomar el asunto para ensanchar los dominios de España por la mar del Sur y encomienda a fray Andrés de Urdaneta, veterano del Pacífico y gran cosmógrafo, la expedición a las Filipinas (territorio delicado frente al Maluco, a pesar de que quedaban fuera del dominio portugués). El agustino se muestra reticente y pone entre otras condiciones que el capitán general de la armada sea Miguel López de Legazpi, habilidoso guerrero y tesorero entonces de la Casa de la Moneda en México.
Salen del puerto de La Navidad en el 21/11/1564 y van arribando a la isla de los Ladrones (Marianas), Guam y otros islotes cercanos hasta que el 14/2/1565 avistan al fin tierras filipinas.
Quedaba ahora por delante el reto del Tornaviaje hacia la Nueva España. El 1 de junio de 1565 se emprende el regreso poniendo rumbo al norte. Partía de Cebú la nao San Pedro capitaneada por Felipe Salcedo (el joven nieto de Legazpi), con 200 hombres a bordo entre los que se encontraba Urdaneta. Rindió viaje en el puerto de La Navidad el 8/10/1565 con una tripulación exhausta, pero habiendo coronado un viaje memorable. Legazpi cedió la gloria del descubrimiento de la ruta del tornaviaje a su nieto Salcedo, pero los cronistas agustinos no dudaron en atribuir los méritos al fraile vasco. Sin embargo, todo nos hace pensar que fue el capitán Juan Pablo de Carrión el que dictó en verdad el rumbo de regreso desde Filipinas a México o al menos eso nos dicen los documentos aquí presentados.
Curiosamente, alguien arrebató al San Pedro la primacía en el tornaviaje, pues el patache San Lucas, que había salido junto a la armada de Legazpi rumbo a Filipinas y se dio por perdida a causa del motín relatado por Juan Martínez, logró regresar al puerto de La Navidad dos meses antes que la nave de Urdaneta. Alonso de Arellano y Lope Martín (capitán y piloto de la nave) fueron los artífices de este primer regreso a las costas mexicanas, aunque el miedo a ser acusados de deserción les arrebatara las mieles del triunfo.
También por estos testimonios podemos asomarnos a la intrahistoria del viaje, que conllevaba no pocas penalidades como el frío que sufrían cuando la nave se ponía en la latitud del Japón, el hambre, la sed, el hedor o las ratas que roían las pipas de agua, sin desdeñar las enfermedades que pasaban a bordo (del escorbuto a la pérdida de los dientes). También conocemos que entretenían la monotonía de la travesía pescando tiburones o jugando a los naipes y dados a pesar de que fueron prohibidos por el propio Magallanes.
A partir de 1565, una vez hallado y confirmado el camino de regreso, se estableció una ruta regular para el comercio de mercancías (seda, porcelanas, algodón, alfombras…) que empleaba en torno a cinco meses para salvar la distancia entre Acapulco y Manila y fue conocida por todos como el Galeón de Manila. Hasta su cese en 1815 estuvo controlada a manos de la Corona y tuvo que sortear en no pocas ocasiones las embestidas de los piratas ingleses. Después de un siglo de intensos descubrimientos, los navegantes españoles se limitaron a recorrer un camino ya conocido que se convirtió en simp


ISBN:

978-84-9181-498-6

El océano Pacífico: Navegantes españoles del siglo XVI

Editorial: Alianza   Fecha de publicación:    Páginas: 280
Formato: Bolsillo
Precio: 11,50
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

En esta obra ya clásica Carlos Prieto estudió las características de la epopeya que supuso la exploración del océano Pacífico a cargo de un puñado de hombres que aunaron el arrojo y la sed de aventuras con el pleno dominio de los conocimientos náuticos y cartográficos de la época. Desde el erróneo objetivo perseguido por Colón («la más fecunda confusión que registra la Historia») al descubrir América hasta la descripción de la primera vuelta al mundo realizada por Magallanes y Elcano, la obra narra las expediciones de los navegantes españoles del siglo XVI por las aguas del Gran Océano. También merecen atención la navegación regular transoceánica (La Nao de Acapulco o el Galeón de Manila) y la expedición de Sir Francis Drake de 1577-1580; una tabla-resumen incluye los hechos más sobresalientes de los descubrimientos, y diez apéndices reproducen textos y documentos originales.
Prólogo de Carlos Martínez Shaw


ISBN:

9788491990871

El gran mar «Una historia humana del Mediterráneo»

Editorial: Crítica   Fecha de publicación:    Páginas: 832
Formato: 23 x 15,5 cm.
Precio: 26,90
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 3 días.

Este es el más ambicioso de los libros dedicados hasta hoy al pasado de ese «Gran Mar». Abulafia nos lleva desde la Antigüedad hasta los albores del siglo xxi a través de un recorrido fascinante en el transcurso del cual conocemos las ciudades que sirvieron de escenario a esta historia y a los hombres que la protagonizaron.


ISBN:

9788491489658

Del contrato de seguro marítimo, de las embarcaciones de recreo y los PyI clubs

Editorial: Dykinson   Fecha de publicación:    Páginas: 117
Formato: 21 x 15 cm.
Precio: 15,00
Añadir a la cesta
Disponible. Normalmente se envía en 4 días.




Si no ha encontrado el libro que busca, pinche en nuestro servicio de Pedido Directo y pídanoslo.

Volver a Página Principal

Otras novedades


© Paquebote 1998-2019 Todas las secciones | Ayuda | Aviso Legal